Ser o no ser ... verde ¿cuestión de marketing?


Lo verde vende, tranquiliza conciencias, mitiga críticas, engrosa la caja. Ponga usted una etiqueta verde en su negocio y verá como aumentan sus beneficios, parecería ser el eslogan para los nuevos tiburones del mercado ávidos de riqueza al precio que sea.

Criticamos con vehemencia el poder que se les otorga a ciertos grupúsculos ecoextremistas, de auténticos talibanes verdes, que sin representar a prácticamente nadie, consiguen imponer políticas que condenan a los pueblos a no salir de la pobreza en aras de un conservacionismo irracional. Sirva como muestra el nulo aprovechamiento como motor económico de sus zonas, que se hace de los embalses de Extremadura, en cuyos entornos debería prosperar un tejido turístico de ocio y naturaleza hoy inexistente y que frenaría la imparable pérdida de habitantes de estos pueblos. Esta utilización, perfectamente compatible con la preservación medioambiental, es posible en países de nuestro entorno más concienciados incluso que nosotros en estas cuestiones, mientras que aquí legislaciones irracionales los impiden.

Pues bien, hoy hemos de ocuparnos de una situación parecida a la de los ecoextremistas, esto es, la proliferación de empresas que para aumentar sus beneficios se colocan la etiqueta verde aunque sus prácticas reales vayan justamente en la dirección opuesta de los que debiera ser el cuidado del medioambiente.

Lo vemos en el desarrollo de las energías renovables, cuando en los consejos de administración de los gigantes eólicos se sientan quienes han sido directivos en empresas petrolíferas, del carbón o de cualquier otra índole y hoy buscan enriquecerse más hablando de “energía limpia” y lo vemos también, como es el caso que nos ocupa, en las multinacionales de la alimentación, la cosmética o los biocarburantes, que no dudan en arrasar con masas forestales inmensas en países pobres para plantar sus “especies de conveniencia”, sin preocuparse por el impacto medioambiental que ello producirá y colocando en sus productos la “etiqueta ecoverde”.

Sólo mencionaré el ataque que están sufriendo las turberas de Indonesia –masas de turba del subsuelo que actúan como auténticos depósitos de carbono- que son siendo quemadas y degradadas para dedicar los terrenos a la obtención de aceite de palma para cosmética, conservas alimenticias, biocombustibles, etc. Esto implica según un reciente de Greepeace, que esta zona que sólo representa el 0,1 % de la superficie terrestre, sea la causante del 4 % de las emisiones de gases de efecto invernadero y añadimos ¡porque se han instalado en ellas intereses de empresas “verdes”! ¡!

Una vez más hemos de apelar a la responsabilidad y a la necesaria formación de los ciudadanos, en primer lugar respecto a sus hábitos de vida y consumo, y como otras veces, la ausencia de poderes públicos que sepan compatibilizar desarrollo y conservación, unas veces por defecto y otras por defecto, debe mover a los ciudadanos informados a ser críticos con sus gobernantes y a exigirles políticas inteligentes, diseñadas por expertos que conozcan la materia y no se dejen engañar no por ecoextremistas ni por tiburones de los mares del omnipotente y omnipresente mercado.

Saludos.
La energía más limpia es la que no se consume.

14 comentarios:

Carlos Méndez dijo...

bien lo de ahora y siempre sigue pasando el pais que quema su turba es uno y el pais que compra los cosmeticos , es otro , el pais emisor de co2 se hace con un pequeño porcentaje de la balanza economica y acambio,se queda con una gran parte de las emisiones de co2,pues las restantes de transporte de mercancias hasta el pais donde se consumen no se cuenta, al estar la legisalación internacional encuanto a emisiones de co2 sin legislar y viviendo en una anarkia de pago de emisiones ,puies no se hace cargo ni el transporte internacional , ni puerto maritimo , ni barco,ni consumidor final , ni fabricante, simplemente a efectos de emisiones existen pero a efectos de pago en emisiones, parece somalia, pues no hay quien gobierne ese tema.

feluky dijo...

Hola amigo HELIOS hace mucho que no paso por tu Blog, a duras pena atiendo el mio, estoy muy atareado.

Ayer en un acto publico del PSOE en Plasencia, que comento en el otro Blog, y que intervinieron Guillermo Fernandez Vara y Ramon Jauregui. Explico Guillermo, que por fin se habian resuelto las pegas para la puesta en marcha de las centrales Termosolares y ademas que pensaba poner, centrales de biomasa y poner en cultivo para ello 50.000 Ha.

Abrazos.

Helios dijo...

Carlos, como bien señalas el mercado de derechos de emisión es eso, un mercado más, y por tanto muy alejado del necesario cambio en los conceptos que han de llevarnos a otro modelo energético.

Y apuntas bien al decir que emite el país pobre porque el rico se instala allí. No es demagogia, es exactamente así.

Amigo Feluky no sé que te parecerá, pero veo en Guillermo más coraje en estos temas que en ZP y su camarilla.

Saludos

innopolis dijo...

Los mecanismos que mueven el mercado mundial, el capitalismo o globalización, al ir contra natura, no son explicados a la mayoría de la población, pues provocarían crisis de conciencia que disminuirían el consumo.
Lo del aprovechamiento de embalses, es difícil de explicar, pero se comprende fácilmente que se sitúan en zonas muy atrasadas socialmente, no hay colectivos que hayan reivindicado su uso, ni políticos de altura que hayan apostado por un empleo más allá del sector primario.
y el pacto por extremadura, ¿lo has estudiado Helios?
supone un hito, recoge principios que se recogen o reflejan en el espíritu de este blog, ¿qué te parece?
Creo que tiene materia como para tratarla en algunos post, como la apuesta por la biomasa y las termosolares.
Ya veremos. saludos.

EL Pinto dijo...

Ahorro de energía, economía doméstica, educación para la ciudadanía.
Nada sobra cuando la ciudadanía funciona como funcionamos.
Salud

Salondesol dijo...

Te paso unos enlaces "verdes" que igual conoces...

Hammarby Sjöstad
Hammarby Sjöstad-1.

Un abrazo.

Helios dijo...

Dices bien El Pinto, mucha más formación e información. Ahí estamos muchos y más que hacen falta.

Hola Helena. No concía los portales. Lo que sí constatamos con alegría es que aumentan cada día -aunque este que señalas parecece llevar bastantes años activo-

Es un síntoma inequívoco de, al menos, dos realidades:

1.-La creciente importancia de estas cuestiones.

2.-El valor de la red como foro válido para la canalización -aún compleja- de inquietudes.

Saludos

Anónimo dijo...

El aceite de palma fue una respuesta a la demanda de la gente, tras la crisis de las vacas locas, de aceites vegetales.

Nos quejamos por todo, porque las grasas son animales y porque son vegetales y eso no puede ser.

Buenos días.

Antonio dijo...

Yo no estoy de acurdo con que los países pobres emiten porque los ricos "les obligan". En primer lugar porque no se puede considerar a Indonesia como país pobre y en segundo lugar porque estas supuestas emisiones, sólo lo son si se quema la turba, igual que sucedería con la biomasa, porque de hecho lo es ¿estás en desacuerdo con el uso de biomasa?

Helios dijo...

Anónimo el aceite de palma se utiliza desde mucho antes. La diferencia es que ahora es el mercado el que "ha decidido" que es recomendable, no por sus propiedades saludables sino por tratarse del más barato si la palma se cultiva en países relativamente pobres.

Y sí podemos criticar el abuso de las grasas animales y a la vez las políticas irresponsables que destruyen el medioambiente.
Pues sólo faltaría eso ¡!

Antonio defendemos la biomasa en tanto en cuanto se asegure que es un recurso renovable. Para ello se debe plantar, el menos, la misma masa forestal que es utilizada para que los balances de carbono no sean negativos y se debe velar porque los ecosistemas no se degraden.

Saludos

Miguel Alvarez dijo...

¿Helios cuál es la razón de la existencia de esos dos extremos que mencionas?

El capital, ya se sabe, va al dividendo. Si mañana, se encuentra un beneficio para la cuenta de resultados en la conservación de la ballena que rinda mas qu el aceite y la carne de ballena, no hay duda se haran conservacionista eso lo sabemos de sobra, lo mismo que con lo eólico, lo solar, lo que haga falta.

Los talibanes del ecologismo basan su importancia en la movilización, en la capacidad de influir, agitar y movilizar.

por otro lado, hay lo que podríamos denominar el papanatismo de izquierda. Es cuando la izquierda con tal de ser izquierda se apunta a un bombardeo. Vg. Demos a los chicos libertad/dejémosle hacer botellón. Los chicos tienen derecho a expresarse libremente/quitemos la autoridad de decidir y conducir a los maestros en la escuela.

Así podríamos comentar infinidad de cosas.

Papanatismo+confusión+falta de información/educación= Demagogia a tutti plen.

Hay que poner muchas cosas claras para evitar la dictadura de la ignorancia. Por otro lado, existe el peor mal, muchos de los que saben se venden al mejor postor, al que le paga, así surge el abogado experto en hacer trampas, el médico que se rige por los laboratorios, el arquitecto que en su proyecto beneficia al contratista en vez de la institución que le paga etc y así, hasta el final.

saludos,

Helios dijo...

Innópolis, olvidé comentar que no he leído aún los detalles del “último pacto” por lo que no opinaré al respecto, pero tal y como le dije a Feluky, se debe admitir una voluntad en Guillermo respecto a las posibilidades que brinda el desarrollo de las renovables, que no observo en Zapatero. Seguiremos hablando del tema.

Miguel, como siempre, haces un análisis fino del tema y, en efecto, también en este terreno la ignorancia es el caldo de cultivo sobre el que los tiburones del mercado, bien asesorados, se mueven como pez en el agua. De ahí que una vez más, mejorar los sistemas de formación e información sea la clave.

Ahora bien, ¿a qué extremos nos referimos? En este caso a dos, de naturaleza diferente, pero ambos escudados en el ecologismo mal entendido:

-El poder de los ecoextremistas. Tú señalas un ingrediente (su capacidad de movilización y hacer ruido) y hay que añadir otro más. En ocasiones se han desarrollado legislaciones sobreproteccionistas (por diversos motivos entre los que no hay que obviar las subvenciones europeas para conservación) no respetuosas con el desarrollo económico de zonas pobres del país. Estas leyes irracionales son la espada que grupúsculos de talibanes, esgrimen para hacerse notar. Es decir, leyes objetivamente negativas, han puesto en bandeja de grupos minoritarios, posibilidades de protagonismo.

-El tiburón capitalista destruyendo el medioambiente bajo la bandera verde. Esto es más novedoso y se enmarca en la falta de escrúpulos del mercado, en la falta de información objetiva en las sociedades desarrolladas, en la falta de cultura popular, pero sobre todo –y es lo más lamentable- en la falta de concienciación medioambiental de los ciudadanos que no reaccionan ante los peligros o las injusticias si no perciben directamente sus consecuencias.

Saludos amigos.

Izquierda Socialista de Extremadura dijo...

Respuesta a "los empresarios" de la Junta. Cómo el Holding GPEX "escapa" de los controles públicos .

Izquierda Socialista de Extremadura dijo...

Hola amig@s:

Del Holding empresarial GPEX hay mucho de lo que hablar, a pocas personas progresistas gustan sus formas, usos y costubres; si el neoliberalismo se ejerce bajo las siglas del PSOE pues apaga y vámonos. La Sección Autonómica de la FSP-UGT dice que el Holding GPEX escapa de los controles públicos , pero también CC.OO. tiene opinión sobre el asunto. A continuación os dejamos todo aquello que se trata en su FORO DE TRABAJADORES DEL CESEX. El CESEX es una de las empresas integrantes del grupo GPEX (Gestión Pública de Extremadura), Holding que agrupa las empresas públicas cuyo capital es 100% de la CC.AA. de Extremadura .

Un saludo.