La hora de la autogeneración solar y un poco de cálculo básico


La verdadera revolución energética pasa porque la generación se descentralice y convierta a cada consumidor en generador de su propia energía en el lugar de consumo.

Este fenómeno, al que se denomina autoconsumo –aunque yo prefiero denominarlo autogeneración- posee cinco pilares sólidos sobre los que apoyarse:

-Generación de agua caliente sanitaria e incluso de climatización mediante energía solar, por captación directa.

-Climatización mediante energía geotérmica de muy baja temperatura, disponible en casi cualquier lugar y excelente como apoyo para bombas de calor tradicionales.

-Generación de electricidad mediante el uso de paneles solares fotovoltaicos –la joya de la corona-.

-Generación de electricidad mediante la utilización de minigeneradores eólicos, allá donde sea posible y siempre que se siga avanzando en la disminución de ruidos de estos dispositivos.

-Generación de calor utilizando biomasa. Para que sea medioambientalmente sostenible, hay que replantar, al menos, tanta masa verde como se consuma.

Si puedo comprar la energía ¿por qué voy a generarla?

Esta pregunta es la clave que explica el bajo desarrollo de la autogeneración cuando no se trata de enclaves aislados. Si puedo comprar la electricidad, el gas, el gasóleo de calefacción, etc. y además me cuesta menos que si me embarco en la aventura de la generación ¿qué gano a cambio?

Los beneficios generales y particulares

Las fuentes que hemos mencionado, se corresponden con energías renovables y limpias y por tanto, el volumen de energía que nos permitan sustituir de fuentes fósildependientes, irá directamente en beneficio del planeta.

Además, si el precio de la energía tradicional sigue subiendo –como de hecho sucederá- llegará un momento para cada una de esas tecnologías, en las que permitirán ahorrar a quienes posean instalaciones en sus hogares o empresas.

En el caso del agua caliente sanitaria, en viviendas individuales ya estaríamos en las cercanías de ese momento, por lo que de inmediato producir nuestra agua caliente nos permitirá mejorar nuestra economía.

Si puedo venderla ¿para qué voy a consumirla?

Esa pregunta se la hacen los actuales productores de electricidad fotovoltaica, pues es más ventajoso vender la electricidad a precio de oro y comprar a una eléctrica para consumo a precio de Tarifa de Último Recurso.

Pero este razonamiento tiene trampa, porque de lo que estamos hablando al defender la autogeneración, es de que sin necesidad de subvenciones públicas, generar energía solar será ventajoso, por la disminución de los costes de producción y por la subida del precio de la electricidad, sin trampas ni cartón y sin ayudad públicas que tanto dañan a la imagen de las renovables -es una pena, pero es así-.

El gran reto: la electricidad

Todos los indicios auguran que el momento en el que será más ventajoso generar electricidad fotovoltaica que comprársela a una eléctrica, se producirá en unos cinco años. A partir de ese momento quien posea en su tejado paneles solares para obtener su propia electricidad, se ahorrará un buen pico anual por este concepto, mayor de lo que le habrá supuesto pagar la instalación y mantenerla.

La instalación y el sistema

Estas instalaciones para autogeneración son enormemente sencillas, pues sólo requieren los paneles en el tejado, bien integrados, un inversor que transforme la electricidad a 220 V de alterna y un contador bidireccional.

Cuando generemos electricidad la consumiremos nosotros en primer lugar y los excedentes se verterán a la red –espero que el gobierno de turno obligue a las eléctricas a hacerlo- grabándolo el contador a nuestro favor. Cuando necesitemos más de lo que producimos, lo tomaremos de la red y el contador nos lo apuntará en el “debe”. Al final de mes se hará el balance y en función de él, cobraremos de la eléctrica –sin subvención- o pagaremos por lo consumido de más.

Es muy importante ese comentario que acabo de hacer: sin subvenciones. El verdadero despegue de la energía solar se producirá cuando sea más barato generar para consumo propio que comprar a una eléctrica, sin más. No intervienen subvenciones, ni dinero público. Si dejo de comprarle a una eléctrica 1KWh, me ahorro su coste y punto y si se lo vendo porque es un excedente mío, me lo paga a lo mismo que está vendiendo en el mercado –hay un pequeño margen para lo que se ahorra en pérdidas al no tener que traerlo de lejos y en algún otro concepto-.

Podríamos haber llegado ya a ese momento.

Eso es lo que se asegura en una de las mejores webs españolas de energía solar, “el blog solar de Jumanji”, en el que además se justifica tal afirmación mediante un sencillo cálculo que voy a comentar, más que nada para que se vea que hacer una primera estimación del rendimiento económico de una instalación de energía renovable puede ser sencillo (en una estimación más fina, hay que considerar tipos de interés para la financiación, mantenimiento, contingencias, etc.).

.......... Comienza el extracto del blog de Jumanji ............

Veamos qué sucedería en una vivienda con un consumo de 3.000 KWh anuales

Comprar la electricidad a una Comercializadora de Último Recurso

Tarifa de Último Recurso (TUR): 0,140069 €/kWh

Impuesto Eléctrico: 5,113%

IVA: 18%

Precio total kWh adquirido a la distribuidora: 0,173732 €/kWh [recordemos que la factura eléctrica carga con IVA el impuesto eléctrico]

Coste medio anual de la electricidad de un hogar español: 521 €/año

Producir su propia electricidad con una instalación fotovoltaica

Producción de la instalación por cada KWp instalado: 1.400 kWh/kWp

(Nota de Helios.- esta estimación de Jumanji es muy optimista, es más razonable suponer 1.200 KWh e incluso menos, porque las instalaciones se ubicarán sobre tejado y preferiblemente bien integradas, lo que aumentará las pérdidas por no poseer la orientación y la inclinación óptimas. No obstante, para nuestro propósito pedagógico, mantengo esa cifra).

Potencia necesaria para producir 3.000 kWh/año: 2,14 kWp. Es decir, la instalación debe poseer una potencia instalada de 2,14 KWp en la cubierta

Precio medio del kWp: 3.540 € (IVA incluido)

(Nota de Helios.- Aquí podríamos tomar un precio más bajo, en el entorno de los 3 euros por cada watio instalado y no deja de bajar).

Precio total de la instalación conectada a red: 7.576 € (IVA incluido)

Vida útil mínima de la instalación: 25 años

Coste anual de la electricidad producida con tecnología fotovoltaica: 303 €/año

.......... Fin del extracto del blog de Jumanji ............

Como podemos observar, en esta estimación de Jumanji, aunque no se pueda tomar como muy rigurosa, sí queda claro que la grid parity o paridad de red, puede ser ya tocada con la punta de los dedos, sin subvenciones, sin generar otra cosa que riqueza y sostenibilidad medioambiental.

No perdáis de vista la autogeneración solar, es la auténtica revolución … salvo que los gobiernos de turno nos la hunda, claro está.

Saludos.
La energía más limpia es la que no se consume.

2 comentarios:

feluky dijo...

Amigo HELIOS cada vez que leo un Post tuyo me entran ganas de llenar mi casa de placas solares.

pero no creo que los Gobiernos den muchas facilidades para hacer ese mecanismo de compensación energético, tienen una tendencia enorme a facilitar las cosas que benefician a las compañías eléctricas.

Abrazos.

Helios dijo...

Amigo Feluky, anímate, que te veo con ganas y ya sabes que por nuestra tierra hay mucho Sol

Saludos