La minihidráulica y sus posibilidades


En 1882 comenzó a producir electricidad la primera central hidroeléctrica del mundo, en Wisconsin (EEUU), mientras que en nuestro país entraron en servicio en 1901 las centrales de “El Porvenir” en el Duero (Zamora) y el Molino de San Carlos en el Ebro (Zaragoza). Ese mismo año, Juan de Urrutia y Eduardo Aznar, fundaban Hidroeléctrica Ibérica que se fusionaría después con Saltos del Duero (creada en 1918) para dar lugar a Iberduero, aunque la decana del sector fue Sevillana de Electricidad, creada en 1894.

Como se puede observar, coincidiendo con las primeras instalaciones en el mundo, irrumpe con muchísima fuerza un sector empresarial que ha llegado a nuestros días con energías renovadas, nunca mejor dicho.

La tecnología

Una central hidroeléctrica transforma la energía mecánica del agua (debida a su velocidad por transitar desde un lugar elevado hacia abajo) en electricidad. Para ello se interpone en el camino del agua una turbina o similar que da vueltas por efecto del agua y este movimiento se transmite a un generador que produce la electricidad.

Energía renovable

Es la más limpia de las energías, pues no produce ningún tipo de emisiones, ni siquiera ruido de consideración y nunca se agota, pues basta con que llueva y el cauce siga fluyendo. Se trata, por tanto, de una energía renovable e inagotable que en última instancia debe su existencia al Sol, ya que éste calienta el agua que se evapora formando las nubes y ahí tenemos la ganancia de altura que permitirá que el agua, tras la lluvia, descienda por el cauce por efecto de la gravedad.

No exageramos al decir que la energía hidroeléctrica es una forma de energía solar.

Energía flexible

La potencia de una central hidroeléctrica se puede aprovechar al 100% si es necesario o al 0% si no hace falta electricidad en ese momento, siendo muy fácil variar la cantidad de electricidad generada en función de las necesidades. Por ello esta energía se utiliza de comodín para adaptar en todo momento la generación a la demanda global.

Recurso infrautilizado

En España hay instalados unos 18.000 MW en centrales de este tipo que generan anualmente unos 30.000 GWh, cuando se estima que el potencial técnicamente aprovechable es de otros 35.000 GWh, lo cual permitiría duplicar la contribución de esta extraordinaria fuente de energía. Esta potencia supone más del 20% de la potencia total del sistema eléctrico y la producción un 15 % del total de todas las tecnologías.

Las centrales de mayor potencia son las de Aldeadávila (1.139 MW), José Mª Oriol (915 MW, en Extemadura, en la maravillosa presa de Alcántara) y Cortés-La Muela (908 MW) todas ellas propiedad de Iberdrola.

Es digno destacar que existen en la actualidad más de 1.100 centrales de menos de 10 MW.

De ente las centrales potencialmente posibles, poseen un valor especial para mí, las de tamaño reducido, que se ajustan perfectamente al concepto de descentralizar la producción y aprovechar pequeños enclaves pero en muchos sitios, algo parecido a lo que sería la instalación de módulos solares en los tejados de las casas.

Denominación de las centrales

El nombre está en función de su potencia y a la vez supone un criterio de clasificación.

-Gran hidráulica: Potencia superior a 10 MW.
-Minihidráulica: Entre 1 y 10 MW.
-Microhidráulica: Menos de 1 MW.

La minihidráulica y la microhidráulica poseen un estatus muy ventajoso, pues pertenecen al Régimen Especial (como la solar, eólica, cogeneración, etc.) y por tanto son susceptibles de recibir ayudas a la generación. Esto significa que si posees una propiedad atravesada por un arroyo, teóricamente puedes instalar una central de este tipo y vender la electricidad a un precio muy ventajoso. También puedes utilizar la instalación para tu autoconsumo, con baterías, inversores, etc. … siempre contando con los permisos necesarios de medioambiente, la confederación hidrográfica correspondiente, etc. lo cual en un país como el nuestro de pequeños Reinos de Taifas en cada administración, puede ser muy muy complicado, pero eso es otro cantar.

En el campo de la microhidráulica existen en el mercado turbinas compactas que se meten literalmente en el cauce y generan la electricidad a 12 V ó a 220 V directamente para el consumo de una vivienda o para venta a precio ventajoso y todo ello por unos precios a partir de poco más de 1000 euros. Destaco a microturbina de fabricación vietnamita denominada comercialmente Power Pal, muy compacta, reducida y barata y genera directamente corriente alterna de 220 V, por lo que no necesita ni baterías (si no se quiere) ni inversores, ni reguladores.

Enclaves posibles

Cualquier cauce por el que corra el agua es un enclave potencialmente aprovechable. En función del caudal y de la velocidad del agua o de la altura del salto, se elegirá la potencia más adecuada y el tipo de turbina, que podrá ser Pelton, Francis o Kaplan principalmente.

Los fabricantes más conocidos de este tipo de tecnologías son Voith Siemens Hydro, Alston Power Hydro y VA Tech Hydro.

Animo por tanto a que se instalen allá donde sea posible estos ingenios y que nos proporcionen abundante electricidad limpia y renovable a un precio muy competitivo.

Como sugerencia, piénsese en los miles de km de canales de nuestros regadíos, en nuestros miles de km de arroyos y ríos de montaña y en general en todos los cauces de España.

El recurso está ahí esperando y la tecnología es madura y se encuentra disponible a buen precio, no hay excusa para que desde las administraciones no se facilite su generalización en todo el territorio y particularmente en los enclaves que he comentado, los beneficios serían inmediatos.

Saludos.
La energía más limpia es la que no se consume.

14 comentarios:

ElSrM dijo...

De:
«
En España hay instalados unos 18.000 MW en centrales de este tipo que generan anualmente unos 30.000 GWh, cuando se estima que el potencial técnicamente aprovechable es de otros 35.000 GWh, lo cual permitiría duplicar la contribución de esta extraordinaria fuente de energía.
»
me asalta la duda de por qué no se aprovechan esos 35.000 GWh restantes. ¿Faltan instalaciones que lo hagan?

¿Son similares las instalaciones que se usan para captar la hidráulica de las olas marinas?

Saludos,

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo, en la zona de la Vera y del Valle del Jerte se empezó a trabajar con esa idea, pero, como siempre, la ciudadanía no fue adecuadamente informada. Al final el rechazo de la población fue absoluto y los proyectos fueron abandonados. Todo culpa de esos políticos a los que gusta hacer las cosas a espalda de sus votantes. Una pena. Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

José Ramón Segarra dijo...

Estimado amigo, Agua, Biologia y Turbinas SL,(ABITUR SL) ha inventado una microturbina, capaz de trabajar entre presiones intercalada en una tuberia, estando en un rendimiento electrico en una turbina de 2" del 57% certificada por la Universidad Miguel Hernandez de Elche. Nos hemos puesto en contacto con diferentes inversores para poder sacarla al mercado y al día de hoy no ha habido nadie que apueste por este sistema, el cual haria llegar a la ciudadania la energia electrica desde sus propias casas o desde sus campos. Actualmente tenemos instaladas 2 turbinas en dos campos de riego funcionando sin ningun problema y dando la energia suficiente incluso sobrante para el abastecimiento de estos campos y de sus casa. Recibe un cordial saludo.

Moral y Política dijo...

Helios,

En buena lógica este tipo de energía que tal como comentas puede ser abundante debería de extenderse y solucionar en parte nuestro problema energético. La pregunta es si esto es así, porque no hay desarrollo suficinte no solo en España si no en otros países.

Será que son energías que precisan de largos períodos de amortización y que son necesarias muchas centrales para generar la suficiente energía para hacer rentable las redes de transportes.

Tal como lo explicas son soluciones fáciles y rentables a medio y largo plazo. La factura energética aconseja actuaciones en ese sentido, la pregunta es porqué no se hace desde los poderes públicos lo suficiente para avanzar en una mayor autosuficiencia.

Por lo que voy leyendo, sobre todo en tu blog, pienso que es posible llegar a no depender de los combustibles fósiles, petróleo sobre todo, excepto para algunas modalidades de transporte, sobre todo el privado.

Pienso también en las amplias posibilidades que ofrecen las mareas, en el Atlántico y en el Cantábrico. En Cádiz hay un sistema de lagunas, esteros se llaman allí, que se llenan en marea alta y con las mareas bajas se abren compuertas por las que sale un enorme chorro de agua que también podrían ser aprovechables.

Los generadores costero con las mareas se emplean en otros paises dl norte sin embargo aquí no son tan frecuentes.

saludos,

Anónimo dijo...

Me da la impresión leyendo todo esto de que no hay mucho interés en desarrollar estas energías alternativas ... ¿no será que afecte a los beneficios de grandes empresas de otros sectores? al final el poder y el dinero mandan y el interés general se queda en nada

Helios dijo...

SrM faltan instalaciones y en algunos de los enclaves actualmente utilizados puede instalarse más potencia. Por otro lado en algunas cuencas –como la del Guadiana- la producción eléctrica está supeditada al riego, es decir, el agua se utiliza para regar y si en esos momentos hay demanda eléctrica se genera. No es que eso esté mal, pero si la gestión no es acertada se desperdicia el recurso.

Las tecnologías utilizadas para aprovechar la energía de las olas –hay diversos tipos- utilizan otros principios, aunque comparten con la que nos ocupa el hecho de transformar movimiento del agua en electricidad. Los costes son mucho mayores y el trasporte de la electricidad un gran problema.

Amigo Dialéctico, la zona del norte de Extremadura está muy indicada para desarrollar proyectos de mini y microhidráulica y el problema que comentas relacionado con el rechazo popular es común a cualquier tecnología y casi a cualquier innovación. De entrada se rechaza.

Este blog nació en parte para aportar algo en esa dirección, partiendo de la base de que una sociedad mejor informada y formada puede y debe participar en la toma de decisiones de interés general y además participar en la definición de las soluciones.

Mucha gente rechaza las centrales nucleares, las presas, las térmicas, las refinerías, los oleoductos, las grandes plantas solares y eólicas y los tendidos eléctricos y centros de transformación, pero ponen el grito en el cielo si hay un apagón, si les suben el precio de la luz o si escuchan una noticia sobre cambio climático, es decir, se comportan de forma muy inmadura e irresponsable.

Este comportamiento se ha visto reforzado por el desarrollo de un estado autonómico miope en el que sólo prevalecen los intereses del terruño, sin que parezca importar un proyecto común de índole nacional y no digamos internacional. Políticos y responsables de poca talla intelectual son la guinda sobre la que se sustenta el despropósito.

En definitiva, deben existir objetivos generales de carácter nacional compartidos por una sociedad bien informada y responsable que participe de la toma de decisiones, sabiendo las implicaciones de apoyar o negar el desarrollo de cualquier proyecto.

José Ramón, magnífica iniciativa empresarial. Me gustaría conocer los detalles del proyecto y espero que podáis encontrar un hueco en un sector que, sin duda, experimentará gran auge en nuestro país en breve.

Miguel el problema básico es el económico en dos vertientes, a gran y pequeña escala. A gran escala en la gran hidráulica, existe un monopolio de las grandes empresas del sector que hace prácticamente imposible que otras entren en las ubicaciones que quedan. Eso debe unirse a que nuestro sistema eléctrico está primando a las empresas eólicas y de gas, por lo que la irrupción de nuevas grandes centrales hidroeléctricas “robaría” beneficios a las eólicas y, sobre todo, al gas.

A pequeña escala, las minihidráulicas y micro, sufren el problema de cualquiera que quiera descentralizar la producción y vender a red, todo son trabas de las eléctricas que dificultan el enganche y a veces chantajean a los clientes exigiéndoles líneas de transporte nuevas costeadas por ellos para enganchar mucho más lejos de lo que sería posible.

En definitiva, no es el medioambiente lo que interesa en estos momentos, ni siquiera la sostenibilidad económica del sistema a medio plazo, sino los intereses cortoplacistas de quienes tienen en esto un chollo económico que se resisten a soltar. Darán su brazo a torcer cuando se hagan también con los sectores emergentes, tal y como sucede con la eólica o la termosolar ... y mientras tanto, como apunta Dialéctico, “el pueblo” ayudándoles, por ignorancia, desinformación o miopía.

Gracias amigos por vuestros comentarios

Máximus dijo...

Magnífico artículo. Por mi parte voy a hacer lo que esté en mi mano para ver si se puede desarrollar donde yo trabajo, en una Confederación Hidrográfica. Ya te comentaré los avances y las dificultades. Entre estas últimas se me ocurre a bote pronto el tema del enganche con la línea más próxima o los posibles hurtos.

Saludos

innopolis dijo...

Pero, si se aprovechase todo el potencial de la hidráulica, desaparecerían todos los valles de montaña. Todo el potencial, no se puede utilizar, por definición, por tanto.
Otro tema son las centrales de bombeo, y las alternativas que se comentan por los contertulios.
saludos

Helios dijo...

Hola Máximus, desde las confederaciones hidrográficas bien se podría aprovechar el recurso y sin necesidad de subcontratar servicios, gestionándolo directamente por el escaso mantenimiento que es preciso. No obstante si fuesen empresas externas o particulares, también sería una buena opción y necesariamente dejaría ingresos al Estado.

Innópolis nada de ocupar los valles. El concepto es otro en las antípodas de ese, más relacionado con la descentralización.

En microhidráulica es para entendernos, como los molinos tradicionales e incluso más sencillo aún, ingenios en medio del cauce generando corriente. La gran hidráulica tiene su potencial pendiente sobre todo en la ampliación de instalaciones en presas existentes y la minihidráulica, por el volumen de agua que mueve no inunda nada significativo, sobre todo en un país como el nuestro en el que lo sobra es suelo.

Por último, aunque repito que no es el concepto el de la construcción masiva de nuevas macropresas, como me gusta mojarme y dar mi opinión, ojalá y se construyesen muchas y se aprovechasen bien en todos los sentidos y sólo pongo una objeción y es que no se desplace a gente de sus pueblos, que no los inunden … salvo eso, bienvenidas serían todas … aunque repito, no se construirán.

El bombeo es otro cantar y para desarrollarlo hay que resolver el problema de llenar la balsa de arriba con electricidad excedente de aerogeneradores de noche, sin necesidad de pagarla al día siguiente a precio de eólica … nada sencillo con el poder que tienen.

Saludos

Equilicua dijo...

Después de lo leido por aquí y del vendaval (político) de ayer, intentaré poner mi granito de arena con lo cotidiano, y si los críos aceptan, nos haremos una fuente en el patio, de esas que no hay que enchufar y tampoco son de pilas.

Salondesol dijo...

Eso, si no se infrautilizara lo que ya hay, y se aprovecharan todas las opciones posibles que van surgiendo... serían más eficaces. Después ya podríamos embarcarnos en proyectos innovadores, y siempre informando adecuadamente para no perder oportunidades viables.

Abrazos.

Helios dijo...

Equi, una fuente muy interesante … y si se aprovecha la ocasión y se razona la Física que tiene detrás puede ser extraordinario para los niños. Cuando vea la tuya a lo mejor me construyo yo también una.

Helena así es, empezando por aprovechar todos nuestros recursos limpios y explicarle a la gente pros y contras de cada proyecto, con sus implicaciones en uno y otro sentido. Sin olvidar que la iniciativa y la responsabilidad es de los gobiernos, que deben ser vanguardia en esto.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola: Soy uno que esta intentando recuperar un molino para producir energia electrica en el norte de Caceres y me encuentro con la oposicion del alcalde pues su familia tiene intereses en el agua, aunque es recuperar una industria que ya existia y en un cauce privado, llevo 8 meses para el permiso de obras que necesito administrativamente, pues no hay que hacer obra real.
Un saludo

Helios dijo...

Anónimo, lucha por la restauración del recurso y dalo a conocer. Pequeños aprovechamientos como el que comentas son un claro ejemplo del potencial microhidráulico.

Saludos