Las renovables oportunidad de lujo para la cualificación profesional


He repetido en muchas ocasiones, que el principal problema del sistema productivo español, es la escasez de técnicos especialistas de grado medio, es decir, de profesionales competentes en los cuadros intermedios de todos los perfiles profesionales.

El desequilibrio español

En efecto, poseemos más titulados superiores que los países que deben servirnos de referencia (por ejemplo, la UE-19), que con frecuencia trabajan en sectores que no tienen nada que ver con sus estudios –obsérvese el despilfarro que supone para las arcas públicas formar a un abogado o a un licenciado en Griego que termina trabajando de administrativo-, también poseemos más ciudadanos sin cualificación alguna o que sólo han completado la enseñanza obligatoria –el 78% frente al 53 % de la UE- y, lo peor de todo, menos técnicos de grado medio, en 2008, los titulados en FP fueron un 38%, 14 puntos por debajo de la media de la UE-19 (52%).

Por si estos indicadores fuesen poco elocuentes, el mercado español es más precario para quien posee titulación superior, que aunque percibe en término medio un salario superior en un 30 % que quienes sólo poseen estudios primarios, está muy alejado de la media de la OCDE, donde un titulado superior cobra hasta el triple.

Cierto es, que el número de jóvenes de entre 25 y 34 años que hoy tienen un título de Bachillerato, FP de grado medio o enseñanzas superiores (65%) es más del doble del de hace 30 años (29%) en España, pero nuestras cifras están aún alejadas de las necesidades reales del país.

La oferta educativa no responde a las necesidades del país

Estamos faltos de un diseño racional de la oferta educativa, pues por un lado, las universidades proliferan como setas, ofreciendo titulaciones y plazas universitarias que jamás encontrarán cabida en el mercado laboral, por otro importamos titulados en determinados ámbitos donde no ofrecemos plaza suficientes, por otro la Formación Profesional sigue gozando de un desprestigio irracional entre las familias y las administraciones no hacen nada por dar a conocer sus excelencias.

Las renovables pueden generar estabilidad y riqueza neta

Pues bien, en ese marco, las energías renovables son exactamente el sector –o más exactamente, sectores- en los que un joven puede desarrollar su carrera profesional a poco que el gobierno se preocupase de desarrollar a tiempo los suficientes perfiles profesionales de grado medio y superior –van saliendo en cuentagotas e implantándose en los institutos más lentamente aún-, de no dejar de apoyar a estos sectores estratégicos y de redefinir su política de ayudas, más dirigida hoy a los grandes imperios empresariales que huyendo del ladrillo hacen su agosto al calor de las primas, que a crear y consolidar un espacio para PyMES de proyección, instalación y mantenimiento de quipos de todo tipo asociados a estas tecnologías.

Por suerte estamos a tiempo de dotarnos de un sistema educativo que nos permita ser eficientes y competitivos, de acumular experiencia y conocimiento exportables que aporten riqueza neta al país, de facilitar el tránsito del ladrillo caduco a las emergentes renovables, de gravar ciertas transacciones energéticas asociadas a la generación de energías sucias o con amplios márgenes de explotación –como la hidráulica o la nuclear- e invertir los beneficios en generar conocimiento relacionado con las tecnologías limpias, invirtiendo en I+D y, sobre todo, fomentando la innovación en las empresas del sector.

Donde muchos ven un problema, otros vemos una oportunidad que el país no puede permitirse el lujo de desaprovechar por la ceguera de quienes han de tomar las decisiones inteligentes, valientes y oportunas, que han de hacernos transitar hacia el futuro, hacia un modelo más justo y sostenible.

Saludos.
La energía más limpia es la que no se consume.

10 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo, a ver si ya va llegando el momento en que se nos preste atención. Las posibilidades que tenemos como país son muchas, pero contamos con una partitocracia que no posibilita la participación de los mejores; una partitocracia sumida en la más absoluta mediocridad que no ve como posibilidades la situación por la que atavesamos. Recibe un muy fuerte abrazote.

belijerez dijo...

Culificación personal si, pero a qué precio.
Hay muchas personas desempleadas porque ni siquiera pueden emigrar, en nuestro propio país. Porque aqui hay que emigrar de comunidad en comunidad.

Salud (para los pobres que los ricos pueden pagarsela).

Jose dijo...

En mi entorno he visto promesas desde la propia administración, para que hiciésemos un curso de energía solar que te "cualificaría". No lo veo serio.

Helios dijo...

Amigo Dialéctico, ese es uno de los principales obstáculos, los propios partidos son fortalezas inexpugnables opacas a la renovación y cerrando sus puertas a las aportaciones solventes de la ciudadanía. La estructura de los partidos ha de facilitar la entrada y la salida, la renovación, el tránsito de ideas, etc.

Hola belijerez. Cualificación personal a un precio muy alto para muchos que no tienen padrinos, que sacrifican lo mejor de sus vidas para adquirir competencias y conocimientos y jamás llegan a tener una oportunidad para devolver lo aprendido, seguir formándose y recibir un reconocimiento acorde con su aportación. Eso es lo primero que debiera cambiar.

José, para ser un instalador competente en energía solar, hay que adquirir bastantes conocimientos. Este es el país del “cursillo” y eso no es cualificación, salvo para el ya formado que acude a unas jornadas especializadas de corta duración, como digo, muy específicas.

Cuando en la entrada me refiero a la formación en renovables, quiero que se preste atención, por ejemplo, a los ciclos formativos de grado medio y de grado superior, a los postgrados que ofrecen ciertas universidades, a los cursos incluso de organismos privados que llevan muchos años en el sector, formando.

Incluso ya ofrecen algunas universidades un grado en energía, es decir, una carrera completa.

Pero sin esperar milagros, máxime cuando el sector renovable no termina de encontrar la estabilidad que exige despegar. Despegar a nivel profesional, porque desde el punto de vista de los grandes grupos empresariales al calor de la primas, despegó hace tiempo.

Resumiendo, sigo animando encarecidamente a que quien sienta interés, pueda y quiera, maneje como posibilidad real, formarse en este campo e intentar abrirse un hueco.

Saludos

Ana dijo...

De la formación profesional a la que te refieres, debe ser donde tú vives, porque yo no encuentro ni un solo instituto que ofrezca nada de lo que comentas, no ya para mí, sino para orientar.

Abrazos

innópolis dijo...

Todo debe empezar por el amor a los libros, en un entorno familiar adecuado.
El otro día, en la I Conferencia Política del Psoe de Extremadura, vino un tipo de la industria del videojuego, entusiasmado porque España era el paraíso, donde más se jugaba, y con gran esperanza, en que pronto, padres, madres, hijos, y le faltó decir espíritu santo, estarían jugando todos los días, muchas horas...
eso sí, de otras cuestiones poco o nada concreto Helios, pero bueno, se echó el ratito.
saludos.

Anónimo dijo...

Creo que no hay que olvidar a quien sin poder acceder a esa FP, por edad por ejemplo, quiera formarse aunque sea un trabajador.

Helios dijo...

No Ana, no abundan los centros en los que encontrar esta oferta, por eso digo que va saliendo con cuentagotas. Su implantación debe acelerarse y a la vez, publicitarlos e informar a los potenciales alumnos del valor de estas áreas de conocimiento, porque de lo contrario existiría la oferta pero no la demanda.

Innópolis, es una lástima que en esos foros no se analice la realidad, con rigor, las necesidades en todos los ámbitos y que se hagan propuestas para la mejora. Lo de los videojuegos en familia debe ser fenómeno, pero prefiero a la familia comiéndose una tortilla en el campo o incluso metidos en una acalorada discusión intergeneracional.

Sobre la formación para trabajadores en activo o parados, claro que debe existir y ser fomentada y además, como ha empezado a hacer tímidamente el gobierno, posibilitar el acceso a titulaciones profesionales a quienes demuestren ciertas competencias profesionales.

Saludos

innópolis dijo...

http://electricidad-viatger.blogspot.com/


un blog curioso Helios.
buen fin de semana.

Helios dijo...

Curioso, amigo Innópolis.

Hay más artículos de interés en los sitios "no oficiales" que en los de siempre.

Saludos