Liderazgo termosolar y sobrepotencia en el sistema


Hoy España es un país de referencia mundial en materia de renovables, porque el gobierno ha apoyado decididamente su desarrollo -a veces algo erráticamente y últimamente generando muchas incertidumbres- y porque las empresas han sabido aprovechar la ayuda pública para adquirir conocimiento y experiencia.

Las cosas se han hecho, en términos generales, mejor que en la mayoría de los sitios y así se debe seguir, sirviéndose de la experiencia adquirida –el primer valor en materia energética- para redefinir las políticas de ayuda, primando más la innovación y la eficacia y auyentando la especulación que busca en las renovables un mero producto financiero, un fondo de inversión, un depósito a plazo fijo.

La energía termosolar es la más madura de las tecnologías solares y en su vertiente de colectores cilindro-parabólicos está a un paso de poder competir libremente con la producción tradicional de electricidad y justamente en esta materia está situada España a la cabeza del mundo, superando a EEUU que tenía hasta el momento la máxima potencia instalada, lo cual ha sido posible tras la conexión a red en Alvarado, Badajoz, de la central “La Florida” de 50 MW. La potencia instalada total del parque energético termosolar, conformado por once plantas, es de 432 MW y hablamos sólo de las que se hallan funcionando, pues otras 20 podrían construirse en breve.

Esta planta de Badajoz pertenece a “Renovables Samca” que cuenta con el apoyo de la “Sociedad de Promoción y Participación Empresarial Caja de Madrid”. No hemos de olvidar que estos proyectos precisan de fuerte financiación, pues el grueso de la inversión se dedica a la construcción.

Estados Unidos dispone de 422 MW de potencia instalada y ahora España lo supera con 432 MW. Además la central “La Florida” posee tecnología de vanguardia, disponiendo de colectores cilindro-parabólicos y de un sistema basado en sales fundidas que le permite el almacenamiento térmico, una tecnología que abre las puertas a la acumulación de energía y que permitirá a este tipo de plantas funcionar ininterrumpidamente durante la noche. Su campo solar de 550.000 m2 es el mayor de todo el mundo.

Sobrepotencia instalada en el sistema eléctrico

Por otro lado, que el mix energético nacional posea un peso creciente de las renovables, tiene una delicadísima característica y es la de la sobrepotencia instalada. En efecto, nuestro país consume en sus picos de máxima demanda algo menos de 50.000 MW –muy pocas horas al año- y sin embargo la potencia instalada casi alcanza los 100.000 MW, cuando se considera que un sistema está optimizado si recoge un margen de potencia de un 10% sobre los picos.

Ello se debe a que no siempre hay sol o viento y por tanto, los 20.000 MW eólicos o los solares producen de forma irregular, dándose la paradoja que se agravará en los próximos años, de que en noches muy ventosas de invierno hay que desconectar de la red muchos aerogeneradores y tirar literalmente su electricidad.

Esto exigirá al gobierno hilar muy fino a la hora de autorizar nuevas construcciones, pues en el diseño y estudio económico de una planta, se ha de tener claro si va a ser desconectada de la red por motivos ajenos a su funcionamiento, lo cual puede echar al traste su cuenta de resultados.

Por resumir, si en un momento dado estamos produciendo más de lo que necesitamos, ¿qué habrá que desconectar de la red, una central nuclear, una de gas, un aerogenerador, una central solar, ...? a quien se desconecta se le hace la puñeta y los criterios deben ser muy claros y objetivos, pues estamos hablando de inversiones fortísimas que han de tener un rendimiento.

En definitiva, una muy buena noticia cual es nuestro liderazgo en tan estratégico sector y otra para la reflexión sobre la necesidad de definir con claridad e inteligencia una política energética que evite una sobrepotencia excesiva del sistema y que a la hora de desconectar electricidad, lo haga sin sobresaltos y primando las fuentes más limpias ... y a las más competitivas.

Saludos.

La energía más limpia es la que no se consume.

7 comentarios:

ElSrM dijo...

Quizá antes de aumentar la potencia de la red eléctrica haya que pensar en:

a) aumentar la capacidad de almacenaje de la energía capturada pero no consumida; por ejemplo mediante baterías de hidrógeno; así se tendría no sólo capacidad de generación de energía, sinó también capacidad de uso cuando se necesita y no sólo en el momento en el que se esté capturando/ generando

b) renovar dentro de esos c. 100.000 MW las plantas productivas más contaminantes o peligrosas, sustituyéndolas progresivamente por otras de renovables que cuando estén listas permitan clausurar las primeras

También se podría pensar en almacenar esos picos de producción y venderlos al extranjero.

Saludos,

Jose dijo...

Tras leer el artículo me queda aún más claroq ue lo realmente importante es desarrollar formas de almacenar electricidad ... ¿no?

Buenas noches

Helios dijo...

SrM apunta usted en la buena dirección, pero tenga presente que la economía nacional es extraordinariamente sensible al precio de la energía y que, por tanto, el sistema ha de sustentarse en buena parte en tecnologías ya contrastadas y que provean de electricidad a buen precio.

Es magnífico dedicar recursos a desarrollar las posibilidades del hidrógeno como vector energético, pero de momento la economía del país ha de ser resuelta sin ese ingrediente, por ponerle un ejemplo.

José, en efecto, y ahí tenemos el bombeo hidráulico, absolutamente maduro y a buen precio sin explotar en este país. No lo entiendo.

Fíjense en el comentario que hago respecto al uso de sales en la central termosolar de Badajoz, abre una ventana estupenda a la acumulación de energía eficazmente y a buen precio.

Saludos

feluky dijo...

Creo que la acertada política de incentivar las renovables, se la ha llevado la crisis por delante, como otras muchas cosas que suponían un avance.

Creo que se cargaran las primas, que aun son necesarias para seguir manteniendo la amortización de unas inversiones enormes.

Abrazos.

ElSrM dijo...

Esto del bombeo hidráulico creo que merece un escrito aparte, quizá junto con otras formas de almacenamiento baratas y limpias. Me ha interesado nada más leerlo :-)

Un saludo,

Helios dijo...

Feluky que el gobierno se esté poniendo de acuerdo con el PP en estas materias es desde luego, para echarse a temblar. La energía renovables son el futuro, o al menos, un futuro sostenible pasa por ellas y para ello es preciso ayuda pública. Ayuda que si se gestiona bien puede convertirse en creación de empleo de calidad y de riqueza neta si las empresas exportan conocimiento y experiencia.

SrM dedicaré un monográfico al bombeo. De hecho el fin de semana pasado visité un enclave que pide a gritos una central de estas características: las presas del Zújar.

Saludos

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Perdona por no comentar antes tu post, esta semana me la he tomado libre; he andado por Asturias y Cantabria sin conexión a Internet.

Me alegra tu nueva entrada, al fin somos en algo campeones, además de en Fútbol; es positivo que se empiecen a liderar sectores como el termosolar. Esperemos que ahora no se venga todo abajo con esa política errática que últimamente practica ZP, el cual en vez de seguir cumpliendo su programa electoral se dedica a poner oídos a especuladores financieros.

Recibe un abrazote amigo.