Obama descubre la economía de la nueva energía


Barack Obama quiere hacer del cambio de modelo energético un motor de la economía norteamericana compatible con la preservación del medioambiente.

Como sabemos, ese es justamente el reto que vengo defendiendo en este portal una y otra vez, pues en contra de lo que muchos piensan, el cambio de modelo puede ser un revulsivo para la economía.

En ese sentido el presidente de Estados Unidos acaba de anunciar ambiciosas metas de ahorro de carburante y un nuevo liderazgo contra el cambio climático y la creación de "una nueva economía de la energía" con dos objetivos simultáneos: la generación de un nuevo motor económico que impulse el empleo y el crecimiento, y la promoción de una cultura medioambiental que sitúe a su país en la vanguardia de la lucha contra el cambio climático.

"Por el bien de nuestro planeta, debemos tener el coraje de cambiar".

"No vamos a negar los hechos, sino que vamos a guiarnos por ellos".

"La política de mi Administración estará destinada a revertir nuestra dependencia del petróleo extranjero -actualmente, más de la mitad del que consumimos- mediante la construcción de una nueva economía de la energía que creará millones de puestos de trabajo".


Algunas de las medidas tienen carácter urgente y así se recogen algunas relacionadas con nuevas normas de eficiencia energética para la industria del automóvil, que habrán de cumplirse el año próximo, es decir, inmediatamente. Esas normas pretenden la reducción del consumo de gasolina de los coches hasta los 6,7 litros a los 100 Km , lo que supone una rebaja drástica respecto al límite actual en un país acostumbrado a vehículos que no consumen, sino que devoran gasolina.

El sueño de la independencia energética es antiguo. Richard Nixon ya se marcó esa meta. Pero la crisis actual y el nuevo panorama internacional hacen ahora ese objetivo más acuciante. "Año tras año, década tras década", recordó Obama, "hemos preferido la demora a las acciones decisivas. La rígida ideología se ha impuesto a la ciencia. Los intereses particulares se han impuesto al sentido común. La retórica no nos ha conducido al trabajo duro que se requiere para obtener resultados".

Y es que no se pueden demorar más las necesarias medidas que nos lleven a un modelo energético sostenible, basado, en mi opinión, en las energías renovables y la energía nuclear, el auténtico mix que posibilita que sostenibilidad y economía sean compatibles.

Ahora que Obama parece también haberse dado cuenta del camino, probablemente será más fácil que otros gobernantes más próximos a nosotros, también acaben siendo conscientes de la magnitud del problema, de la urgencia de las soluciones y de las posibilidades de la nueva política energética.

Saludos.

La energía más limpia es la que no se consume.

5 comentarios:

ElSrM dijo...

Creo que lo tiene muy difícil. Está en minoría en el Legislativo —¿verdad?— y, en las cosas de los partidos políticos, uno hasta que no ve las leyes firmadas, votadas y aplicadas se ha acostumbrado a tomar nota de "lo que han dicho que van a hacer", no de "lo que van a hacer". Demasiado a menudo ambas cosas son distintas.

No es por ser pesimista, sólo precavido. Si el esfuerzo que haga para llevar a cabo lo anunciado es serio, sería una noticia estupenda.

Cordialmente,

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Como le digo en su bitácora a nuestro ElSrM, nuestro siguiente gran razonamiento ha de ser el siguiente:

ESTO SÓLO LO ARREGLAMOS METIENDO A 40 PARLAMENTARIOS DE IU EN LAS CORTES GENERALES.

Parece que les da igual lo que nos esforcemos en dar soluciones y propuestas alternativas, el gobierno, el PsoE ya no escucha a la ciudadanía; está completamente sordo, ha quedado seducido por la música (reaccionaria, casposa y de derechas) del Club Bilderberg.

De esta sólo salimos como le digo, con 40 parlamentarios de IU-ICV en las Cortes Generales.

El PsoE han perdido toda, toda su sensibilidad social y ecológica. La derecha del PP no la tiene (se acuerda Usted del primo de Rajoy que lo asesoraba en temas de medio ambiente). IU-ICV ha de madurar lo suficiente para ayudarnos a salir de esta situación. Ahora mismo no hay ni capacidad ni medios para poner en marcha ese partido político de izquierda progresista que España necesita. En algo de esto está trabajando Carlos Berzosa, pero es de cara a un futuro más o menos lejano. No me gustaría ver a España con un gobierno del PP, pero tampoco con uno del pZPoe.

Reciba Usted un muy fuerte abrazote amigo.

Equilicua dijo...

Miro un artículo de Rafael Méndezun artículo de Rafael Méndez y miro el tuyo. Y me temo que todo aquello que es susceptible de ser subvertido, acaba convenientemente ajustado a los interese de la industria, nunca del consumidor.

Anónimo dijo...

El caso es que cuando se interesan por estas energías lo hacen siempre porque pueden enriquecerlos más.

Helios dijo...

SrM tal y como denuncia nuestro anónimo, les mueve la dimensión económica del “negocio”, lo cual no sería problema si también les importasen algo las otras y las antepusiesen a los dividendos.

Dialéctico en estas cuestiones necesitamos más que en ninguna otra políticos a la altura del problema –que es mayúsculo y determinará la vida de las generaciones venideras- y eso amigo hoy es utópico.

Equi, en el artículo que citas se denuncia el precio de la electricidad, pero no se habla de sostenibilidad ni de medioambiente y al no manejar esas variables las conclusiones valen muy poco. Si sólo nos interesa el precio, generemos toda la electricidad a partir del carbón, que es muy competitivo ... otra cosa será que en 50 años no tengamos atmósfera.

El desarrollo debe buscar el equilibrio entre economía y medioambiente, ese es el concepto de sostenibilidad, si falta una pata no es aceptable ... o mejor dicho, no debería serlo.

Saludos