No es verde todo lo que reluce


Con frecuencia escuchamos que la electricidad es una energía limpia e incluso los fabricantes de electrodomésticos y las compañías eléctricas utilizan como eslogan publicitario el carácter eminentemente limpio de la electricidad, la ausencia de humos y casi de ruidos asociada a su uso.

Y como hemos dicho muchas veces, la electricidad es lo limpia o sucia que es su modo de generación. Un tren eléctrico consumiendo electricidad de una central de carbón está contribuyendo considerablemente a contaminar el planeta, más que otro que se mueve con un motor de gasoil incluso.

Ese mismo concepto es aplicable a otros vectores energéticos (fuentes intermedias) y a otros ámbitos del sistema energético.

¿Es limpia la energía obtenida de la biomasa? ¿y renovable?

La energía que obtenemos a partir de la biomasa es de diversa naturaleza, en el caso más simple obtenemos calor quemándola y en procesos más sofisticados la sometemos a transformaciones químicas para obtener agrocombustibles. En todos los casos es más o menos limpia dependiendo del balance global respecto a las emisiones, al empobrecimiento del suelo, al uso de fertilizantes, etc. No es, por tanto, automático que podamos afirmar sin más, que el uso de biomasa es medioambientalmente sostenible y debemos velar porque sólo usos que garanticen balances limpios, sean aceptados.

Incluso puede ser más o menos respetuosa con el medioambiente, pero basarse en procesos injustos socialmente, por ejemplo porque se ocupen tierras fértiles que se venían destinando a producción de alimentos y ello empeore las condiciones de vida de sociedades pobres. También hemos de oponernos a estas prácticas meramente consumistas, pues es inconcebible predicar que estamos defendiendo el planeta a la vez que empeoramos las condiciones de vida de los más pobres del globo.

Esto mismo es aplicable a la masa verde. Tradicionalmente la asociamos a absorción de CO2 (decimos que son sumideros de CO2), a emisión de oxígeno, e incluso a una estética que nos es muy agradable, sobre todo a quienes somos de secano, lo cual nos ha llevado a incorporar en muchos de nuestros ámbitos masa verde, en jardines, parques e incluso parcelas privadas, en forma de árboles, arbustos y últimamente, césped. Estas prácticas pueden ser negativas para el medioambiente si el consumo de agua o energía para su mantenimiento es excesivo, por no mencionar los fertilizantes y la contaminación del suelo y la emisión de nitrógeno que generan.

Pero es que incluso desde el punto de vista de las emisiones de CO2 podemos estar ante prácticas que dan lugar a más emisiones que absorciones. Imaginemos el césped de un campo de fútbol que absorbe una cierta cantidad de CO2 al año ... pero que exige que se emita bastante más de lo que absorbe en su mantenimiento: máquinas de cortar la hierba, transporte del agua que consume, etc. El resultado global, el balance, es que ese césped es medioambientalmente negativo.

Ciertamente si la reforestación y la obtención de masa verde se lleva a cabo con especies adecuadas, adaptadas a las condiciones del lugar, todos estos problemas que estamos comentando desaparecen y sólo tendríamos ventajas.

Traigo este tema, no ya por su importancia particular, sino porque viene a mostrarnos la importancia que tiene en estos ámbitos tratar globalmente las cosas, hacer balances que realmente nos indiquen si un uso, una tecnología, etc. es razonable o no, desde el prisma de la sostenibilidad.

El siguiente artículo del diario Público, analiza el particular y nos da algunas claves sobre los balances en el cultivo del césped.

................

Según un estudio de la Universidad de California, las tareas de mantenimiento que requiere el césped emiten más cantidad de gases de efecto invernadero de las que la hierba almacena, lo que significa que poblar el jardín de césped no es una opción muy ecológica.

Las praderas de hierba se consideran sumideros de carbono. A través de la fotosíntesis, la hierba atrapa dióxido de carbono (CO2) atmosférico, que se integra en los procesos metabólicos. Por la noche, en ausencia de luz solar, la planta respira consumiendo oxígeno y produciendo CO2, como las células animales. Una parte del CO2 se fija en el suelo.

La poda y el segado añaden un consumo energético que acrecienta las emisiones. Por último, uno de los fertilizantes básicos utilizados en parques y jardines contiene nitrógeno, un gas cuyo impacto en el efecto invernadero es 300 veces superior al del CO2.
El caso de las instalaciones deportivas es aún peor, ya que atrapan aproximadamente la misma cantidad de CO2 que el césped decorativo, pero requieren un mantenimiento mucho mayor.

La solución no es deshacerse de los parques, ya que ofrecen un importante servicio recreativo y cultural, sin embargo sería muy importante tratar de reducir la cantidad de combustible fósil que se utiliza para alimentar los cortacésped y las máquinas para quitar las hojas.

Saludos.
La energía más limpia es la que no se consume.

14 comentarios:

Miguel Alvarez dijo...

Tengo en mi casa una finquita de 60m2 el año pasado acabé con el cesped, lo extermine e hize un jardin zen con gravilla blanca y una plataforma de madera. Ahorro agua, evito las hormigas, ahorro trabajo, energía y la nota de color lo da hierbas aromáticas, claveles y un jazmín.

Veo que he acertado,todo es acostumbrarse.

saludos,

Miguel Alvarez dijo...

se me ha desplazado la z en el hice. aunque cada vez se usa mas la z la academia debía de revisar eso.

saludos

Anónimo dijo...

Yo tampoco estoy a favor de que se abuse del consumo en general, pero algo que se identificaba con bienestar, con las reservas que se quiera, el jardín, con su cesped e incluso el que podía, con su piscina, tampoco es bueno.

Sin que falte algo de razón, no sé si este camino es bueno. Cuando la sociedad comenzaba a alcanzar una posición confortable, nos dicen que eso es malo. Al menos espero que sea menos malo que lo que teníamos antes, unos pocos lo que les daba la gana y la mayoría casi nada.

Buenos días.

Helios dijo...

Miguel, ese camino lo hemos seguido muchos aunque sea simplemente por ahorro de agua (y de su factura) y trabajo.

Y en relación con ello y con lo planteado por José, en mi opinión lo importante es mantenerse dentro de ciertos límites y rechazar los extremos. Esos no son sostenibles ni razonables.

No es razonable que en la Serena o en Sevilla o en Ciudad Real, las parcelas privadas estén cubiertas de césped, pero sí sería razonable que lo esté una piscina pública, por ejemplo.

Dos apuntes más. El primero para observar que a veces la estética asociada al césped puede ser sustituida muy ventajosamente, como señala Miguel, por otros diseños igualmente bellos y más razonables.

Por último, el confort y los logros alcanzados en materia económica por sectores cada vez más amplios en Europa y Norteamérica son en muchas ocasiones insostenibles medioambientalmente y económicamente, por lo que es preciso, como venimos señalando semana tras semana, sustituirlos sin que ello deba implicar perder calidad de vida ... aunque sí tal vez modificar algunos hábitos.

Saludos

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Helios:

Aplaudo el acierto de hablar de este tema, existe mucha desinformación al respecto. Esta economía de mercado no informa objetivamente de qué es aquello más sostenible, sino que ensalza el producto que cierta empresa venda aunque sea con engaño sobre sus cualidades.

Se necesitarían, aprovechando Internet y la TDT, contar con más canales temáticos a la carta para informar de forma puntual y rigurosamente científica a los ciudadanos sobre estos temas cuyas consecuencias, de no abordarse bien, pueden ser muy perjudiciales.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola de nuevo amigo Helios, permíteme compartir con vosotr@s un comentario que he dejado en la bitácora de nuestro Santi Benítez. Espero también tu opinión sobre el mismo.-

Hola amigo y compañero:

Hay que ponerse a pensar, activar instrumentos para hacer ese cambio ciudadano posible, pues es evidente que es más que necesario. Incluso creo que con un buen programa skinneriano de condicionamiento operante hasta el mundo político se nos disciplinaría. Lo único que habría que hacer es movilizar al unísono a ese 15% del electorado que representamos aquellos progresistas que pensamos por nuestra propia cabeza. Internet nos puede ser de una gran ayuda, la cuestión sería reflexionarlo entre todas aquellas redes progresistas que navegan por Internet y determinar la opción política a la que votamos en cada ocasión.

Imagínate (que diría John Lennon) si en las próximas autonómicas y municipales designamos una opción política determinada y orientamos hacia ella todos nuestros votos y conseguimos que esta opción suba un 15% su representación, en la próxima convocatoria electoral elegimos otra; para que así se visualice claramente nuestra capacidad de organización y fuerza electoral, para que no se crea que ha sido cuestión del azar.

Tras tres procesos electorales comportándonos así por parte de las redes progresistas, ya comerían en nuestra mano. Pues ese 15% es el que da o quita gobiernos. A partir de ahí, si quieren sillón habrán de seguir nuestro guión.

Además, establecer este guión es cosa fácil; la mayoría de las redes progresistas que se mueven por Internet piden lo mismo. Una vez que tuviéramos unos mínimos objetivos claros, pues determinar su temporalización y evaluación sistemática por parte de aquellos que apoyáramos y pedirles funcionalidad práctica y resultados. Si no los dan, en las próximas nos vamos a apoyar a otra opción política.

Ya sabes mi lema, todo es más fácil de lo que parece.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

Helios dijo...

Amigo Dialéctico la cultura es patrimonio de todos, algunos parecen haberlo olvidado.

Observa el buen servicio que haría la TV para informar, acerca de estas y de otras cuestiones de interés público. Una sociedad bien formada y con información solvente es el primer paso para construir un futuro mejor.

Saludos

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Asunto: INICIATIVA 15%

Como le digo a nuestro amigo Alfonso, lo primero que tenemos que hacer es difundir al máximo la iniciativa ( INICIATIVA 15% en Pasión por la Dialéctica ) para que el mayor número de blog y redes sociales se sumen a la misma. Como primer paso se podría colocar un logo o banner en las redes o blogs que se sumen a ella, al tiempo que algun@s de nosotr@s podría ir redactando parte de ese manifiesto común, cada cual aportando en el área que mejor domine. Todo muy abierto y participativo. Cada cual aportando aquellas ideas o iniciativas que posibiliten la visualización de la propuesta. Diseño de nuevo logo, buscar algún alojamiento, etc... Todo aquello que promueva su proyección y aliente la participación del mayor número de personas y redes posibles.

Recibe un muy fuerte abrazote.

Nota: Si estás de acuerdo con el contenido, no lo dudes, copia y difunde.

Helios dijo...

Amigo Dialéctico, sólo por el hecho de ser una iniciativa que intenta canalizar el hastío de la ciudadanía hacia nuestros gobernantes, ajenos como parecen estar a las necesidades y actuaciones que el progreso exige, merece la pena.

En la materia que nos ocupa, el modelo energético, la política es algo errática, con buenos gestos pero bastante insustancial, tal vez carente de rumbo y sin las cosas claras.

Si al final queda en nada, se podrán sacar conclusiones para otras que lleguen.

Saludos

innopolis dijo...

Siguiendo con las iniciativas Helios, tengo que comentarte, como en otros foros, que nadie propone el desvío de recursos a informar o plantear un programa alternativo (un proyecto piloto p.e) en cuanto a sostenibilidad.
Sólo de los premios y medallas que se reparten a diario, se podría ahorrar y destinar estos fondos.
En lo que va de semana: 15000 euros para premios contra la intolerancia,etc, y 230000 de Caja Extremadura y Diputación para mantener bandas de música, teatro, circo, etc.
Parece que lo que hay que sostener, no son las personas, a través del medio ambiente (y no al revés), sino el chorreo diario de subvenciones a estas milongas, y es que a mí por lo menos me irrita, conociendo los déficits que existen.
saludos

Equilicua dijo...

Desde mi vieja y manida relación con la sequía (este año tocó agua) afrontaré el verano desde la comodidad. Se pongan como se pongan los dueños de las eléctricas, los regantes, y los gestores del agua.

Que hace muchos años que me tienen hasta las colganderas. Cuando vea algo de sentido común a lo mejor me planteo reaccionar.

Así que mi patio de 20 m2 escasos y las macetas, jazmín y limonero lunero que le da sombra serán regados cuando convenga al pagano que figura en la factura.

Hablando de facturas, cuando dejen de cobrar lo que les dé la gana en la factura del agua, por lo visto se paga todo menos el agua, a lo mejor pueden empezar a pedir responsabilidades sobre su uso.

Miguel, hombre, pobres hormigas, con lo que me gustan esos interesantes insectos. Dales una oportunidad.

feluky dijo...

Joer amigo HELIOS que hace mucho que no paso por aquí y ahora me entero que mi jardín de césped, con el trabajo que me da, encima fastidia la cosa.

Bueno yo tengo una maquina de segar que mas que cortar arranca y el abono, pues que mi césped no sabe ni lo que es.

Pero tengo muchos árboles, tengo una madroña, un laurel, dos limoneros, un granado, un acerolo, dos naranjos, un ciruelo, un manzano, dos perales, un magnolio, una magnolia, un almendro y dos higueras.

Abrazos.

feluky dijo...

Coño no aparece mi comentario, me paso lo mismo con el de Dialéctico.

Después de tirarme una hora intentándolo, pero pensé que este había entrado.

Luego comentare, con lo inspirado que me quedo.

Abrazos.

Helios dijo...

Equi los "dueños" de las eléctricas locos de contento, no ya contigo, sino con todos nosotros. Respecto a tu jardín y al del amigo Feluky, yo también tengo uno y lo quiero acogedor y bonito, pero creo que con un poquito de cordura, está igualmente bello, consume menos energía y agua y, por si fuera poco, te da menos trabajo.

Feluky, como alguien por ahí ha debido grabar mi dirección para publicar links que nada tienen que ver, cuando el post tiene más de una semana meto moderación, por eso no te salía amigo.

Saludos