Financiación de la gestión de los residuos radiactivos



Cuando decimos que la energía nuclear es económicamente competitiva y que sus costes son comparables incluso a los de la electricidad generada en las nocivas centrales de carbón, lo hacemos aunque defendamos que los costes de gestión de los residuos y de los desmantelamientos, se incluyan en la factura eléctrica, como de hecho sucede ya.

Defiendo un escenario energético en el que cada fuente internalice en su factura los costes de explotación, de distribución, de desmantelamiento y medioambientales. Estos últimos son más complejos de cuantificar, pero implicarán que las tecnologías más contaminantes se hagan cargo de parte de las inversiones que hemos de acometer para la regeneración del planeta.

En tal escenario, algunas fuentes como las asociadas al petróleo, carbón e incluso el gas, no serían competitivas, mientras que la energía nuclear sería la que nos permitiría mantener un modelo económico estable y las renovables –sobre todo la eólica y la termosolar- podrían subsistir sin primas. En cualquier caso, el medioambiente sería el beneficiado y con él, nosotros.

Las siguientes notas representan información pública ofrecida por el Ministerio de Industria que clarifica algunos aspectos relacionados con la financiación de la gestión de los residuos.

¿Qué es un residuo radiactivo?

La Ley 54/1997, del Sector Eléctrico, define residuo radiactivo como cualquier material o producto de desecho, para el cual no está previsto ningún uso, que contiene o está contaminado con radionucleidos en concentraciones o niveles de actividad superiores a los establecidos por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, previo informe del Consejo de Seguridad Nuclear.

Aunque no existe una clasificación oficial de este tipo de residuos, desde el punto de vista de los distintos sistemas de tratamiento y almacenamiento que se pueden utilizar para su gestión, los residuos radiactivos se clasifican, básicamente, en dos grandes grupos: de baja y media actividad (con baja actividad específica por elemento radiactivo, no generan calor, contienen radionucleidos emisores beta o gamma con un periodo de semidesintegración de menos de 30 años) y de alta actividad (contienen radionucleidos emisores alfa, de vida larga, que reducen su actividad a la mitad en más de 30 años).

Los residuos radiactivos en España tienen los siguientes orígenes:

-Operación de las centrales nucleares.

-Desmantelamiento de las centrales nucleares.

-Operación de la Fábrica de elementos combustibles de Juzbado (Salamanca).

-Desmantelamiento de la Fábrica de elementos combustibles de Juzbado.

-Residuos generados en el CIEMAT.

-Desmantelamiento de reactores e instalaciones de investigación.

-Aplicación de los radioisótopos a la medicina, industria, agricultura e investigación.

-Incidentes producidos ocasionalmente.

-Operación de las propias instalaciones de almacenamiento.

-Reprocesado en el extranjero de combustible gastado procedente de centrales nucleares españolas.

La Empresa Nacional de Residuos Radiactivos, S.A. (ENRESA), creada mediante Real Decreto 1522/84, es la responsable de la gestión de todos los residuos radiactivos producidos en el país.

De conformidad con el Real Decreto 1349/2003, ENRESA elabora anualmente una Memoria, conteniendo las actuaciones realizadas en el ejercicio anterior, y cada 4 años o, en todo caso, cuando lo requiera el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, una revisión del Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR). Cuando lo considere oportuno, el Ministro de Industria, Turismo y Comercio lo elevará al Gobierno para su aprobación, en su caso, dándose posteriormente cuenta de la misma a las Cortes Generales.

Financiación de la gestión de residuos

La gestión de los residuos radiactivos se financia a través del denominado Fondo para la financiación de las actividades del PGRR, que se dota mediante los ingresos procedentes de las siguientes vías, a los que se suman sus rendimientos financieros:

-Facturación a los titulares de las centrales nucleares de los costes correspondientes a la gestión de residuos radiactivos y combustible gastado generados en las centrales nucleares y su desmantelamiento y clausura, que sean atribuibles a la explotación de las mismas llevada a cabo con posterioridad al 31 de marzo del 2005.

-Aplicación de porcentajes sobre la recaudación por venta de energía eléctrica a tarifas y peajes, que se establecen de forma que las cantidades totales procedentes de esta vía más los rendimientos financieros que se generen, cubran los costes futuros correspondientes a la gestión de los residuos radiactivos y del combustible gastado generados en las centrales nucleares, y a su desmantelamiento y clausura, que sean atribuibles a la explotación de éstas llevada a cabo con anterioridad al 1 de abril de 2005.

-Facturación al titular de la Fábrica de elementos combustibles de Juzbado (Salamanca), que cubre los costes correspondientes a la gestión de los residuos radiactivos derivados de esta instalación, incluido su desmantelamiento.

-Facturación a los titulares de las instalaciones radiactivas generadoras de residuos.

Este Fondo sólo se puede destinar a costear las actuaciones previstas en el PGRR y al concluir el periodo de gestión de los residuos radiactivos y del desmantelamiento de las instalaciones contempladas en el PGRR las cantidades totales en él ingresadas deberán cubrir los costes incurridos de tal manera que el saldo final resultante sea cero.

El valor del Fondo a 31 de diciembre de 2006, a efectos de planificación, era de 1.835 M€, como resultado de la diferencia entre los ingresos y los costes incurridos hasta esa fecha.

Por otra parte, cabe señalar que España es parte de la Convención Conjunta sobre Seguridad en la Gestión del Combustible Gastado y sobre Seguridad en la Gestión de Residuos Radiactivos, que fué ratificada con fecha 30 de abril de 1999.

Coste total de la gestión de residuos radiactivos y desmantelamiento de instalaciones

Se estima un coste total de 14.846 M€ , para todo el periodo de gestión considerado, que se extiende hasta el año 2070. Los costes hasta la fecha representan aproximadamente un 25% del total.

La gestión de los residuos radiactivos se financia a través del denominado Fondo para la financiación de las actividades del PGRR, que se dota mediante los ingresos procedentes de las vías que hemos comentado anteriormente.

Este Fondo sólo se puede destinar a costear las actuaciones previstas en el PGRR y al concluir el periodo de gestión de los residuos radiactivos y del desmantelamiento de las instalaciones contempladas en el PGRR las cantidades totales en él ingresadas deberán cubrir los costes incurridos de tal manera que el saldo final resultante sea cero.

A efectos de planificación, el valor del Fondo a 31 de diciembre de 2008 es de 2.175 M€, como resultado de la diferencia entre los ingresos y los costes incurridos hasta esa fecha.

Comité de Seguimiento y Control

Existe un Comité de Seguimiento y Control de las inversiones transitorias del Fondo para la financiación de las actividades de la segunda parte del ciclo de combustible nuclear, que fué creado por el R.D. 404/96, por el que se desarrolla la antigua Ley 40/94, de Ordenación del sistema eléctrico nacional y se modifica el Real Decreto por el que se autoriza la constitución de ENRESA.

Saludos.
La energía más limpia es la que no se consume.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Generar residuos tan nocivos es atentar contra nuestros hijos y nietos.

¿Que pasa si se rompen los contenedores?

Jose dijo...

Realmente intentar poner precio a estos desechos es arriesgado y no muy riguroso. Son tan peligrosos que el precio no lo pagará.

Mejor evitarlos

Anónimo dijo...

Queda muy bien entre los ecologistas referirse al mito de Gaia que helios ha tratado aquí. Pues, bien, el padre de tal mito -defensor de la energía nuclear- decía (literalmente) que no le importaría que le pusiesen en su jardín un recipiente de residuos.

Buenas tardes

Helios dijo...

Hola amigos.

Realmente con este post no estoy entrando en la peligrosidad de estos materiales, sino en los costes de su gestión y cómo ya están repercutiendo en la factura eléctrica, que aún así se mantiene en unas cotas bastante bajas.

Sobre la peligrosidad de esta tecnología, sólo añadir que no se puede valorar aislada de la gestión que se haga de ella, es decir, una mala gestión puede hacer nociva la pasta de dientes y una buena gestión, puede hacer que los márgenes de peligrosidad de la industria química, del transporte del gas o el petróleo o de la gestión de los residuos peligrosos, en general, sea razonablemente segura.

Hoy disponemos de medios para tener bajo control estos materiales durante el tiempo que haga falta.

Por último, no olvidemos que si no confiamos en nuestra capacidad para gestionar tales residuos, tendremos que renunciar, por ejemplo, a la medicina nuclear, a las radiografías, al análisis interno mediante pruebas de tránsito, etc.

Ójala y el celo que se pone en el tratamiento de los residuos nucleares también estuviese presente en el que acompaña al resto de residuos peligrosos, líquidos, sólidos y gaseosos.

Saludos

feluky dijo...

Amigo HELIOS hace mucho que no paso por aquí, un saludo para todos.
te pongo el comentario que le puse a Guillermo sobre este tema y que lo colgó despues de cambiar de Post.

Amiga PAQUI no existen esos “alguien”. Son simplemente los responsables del la empresa competente, que se han dedicado a tentar con las cantidades económicas que acompañan la instalación de este tipo de deposito, a todos los municipios que al parecer reúnen las condiciones necesarias.

Yo creo amiga, que el Ministro de Industria, que tiene sus ratios de aciertos, cercanos al infinito negativo. En este caso se encuentra atado de pies y manos, ante el Estado de Derecho que estamos construyendo, cercano al absurdo.

El Ministro tiene, nosotros los españoles tenemos, que sacar los residuos de las piscinas de almacenamiento, que existen en las centrales nucleares, algunas de ellas a tope, y tiene, tenemos dos soluciones posibles, o lo instalamos, en un centro de almacenamiento en España o pagamos por que nos recojan los residuos en otro país.

En este País nuestro, nadie quiere que se pongan en su territorio ni instalaciones generadoras de energía, ni instalaciones de almacenamiento de residuos energéticos. Pero si quieren, exigen que se les facilite energía en cantidad suficiente y lo mas barata posible.

Así que deberíamos compartir esto como buenos hermanos. Cada Comunidad Autónoma debería producir la energía que necesite, o pagar de sus presupuestos a las Comunidades que la produzcan por ellos. Y a la vez, deberían almacenar su cuota de residuos, en función de su consumo energético, o pagar de sus presupuestos autonómicos a quien, o a quienes los almacenen por ellos, sea en este país o en otro.

Abrazos.

Salondesol dijo...

Científicos de la Universidad de Florida están experimentando una fusión acelerando haces de 11B y H a velocidades altísimas, en un acelerador de partículas. Y creen que esta tecnología podría estar funcionando en solo una década.

Un reactor nuclear de este tipo produciría únicamente electricidad, y el subproducto sería helio. (Así que los vendedores de globos de las ferias tal vez podrían bajar sus abusivos precios).

Un abrazo.

Ana dijo...

Buenas

Pues si se tiene esa tecnologia en una decada, ¿porqué no empezar a pensar en ella ya para sustituir las centrales?

Abrazos

Helios dijo...

Amigo Feluky, resumes bien la miopía que nos aqueja, que no permite mirar más allá de las fronteras de la región, pero que mañana puede que no nos deje ver más allá del municipio o de la comunidad de vecinos.

Mientras exista el estado, habrá cuestiones de estado y la energía es una de ellas. Sólo el interés del estado en su conjunto ha de prevalecer. Sólo el gobierno central ha de decidir, escuchando a todas las partes y asegurando beneficios, cuando se trate de instalaciones tan peculiares, al pueblo y a la comarca receptora, no por su peligrosidad, sino por la desazón que genera en los ciudadanos, dada su mala información al respecto. paradójico pero así lo veo.

Salondesol y Ana, la fusión comenzó a gestarse hace 50 años y se dice en física que no hay constante universal tan inamovible como el tiempo que se dice, año tras año, que falta para su uso civil: 50 años ... siempre faltan 50 años, desde hace 50.

De todos modos, España y también EEUU son socios fundadores del proyecto ITER, que construye en Europa -en Cadarache, Francia- un reactor de fusión de tritio que generará como "residuo" helio y será su propio productor de tritio a partir de litio ... tal y como algunos queremos que suceda en las centrales nucleares con los reactores rápidos.

Por cierto que el ITER es el proyecto más ambiciososo y caro que ha acometido la humanidad, junto al de construir la estación orbital internacional.

Saludos amigos.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Helios:

Destaco dos párrafos de tu post que suscribo enteramente.-

"Defiendo un escenario energético en el que cada fuente internalice en su factura los costes de explotación, de distribución, de desmantelamiento y medioambientales. Estos últimos son más complejos de cuantificar, pero implicarán que las tecnologías más contaminantes se hagan cargo de parte de las inversiones que hemos de acometer para la regeneración del planeta."

"En tal escenario, algunas fuentes como las asociadas al petróleo, carbón e incluso el gas, no serían competitivas, mientras que la energía nuclear sería la que nos permitiría mantener un modelo económico estable y las renovables –sobre todo la eólica y la termosolar- podrían subsistir sin primas. En cualquier caso, el medioambiente sería el beneficiado y con él, nosotros."

A mi me gustaría que se destinaran más recursos a investigación. El tema del reciclado de residuos radiactivos es un ámbito muy interesante y con muchas posibilidades y potencialidades. Habría que tomarlo como un reto. Es una pena que en estas cuestiones no asumamos una perspectiva a largo plazo de esta envergadura.

Recibe un abrazote amigo.

Anónimo dijo...

Los costes cubiertos hasta el 2070. A partir de allí se supone que no existe necesidad de seguir manteniendo los depósitos? Ya no son peligrosas las radiaciones de los residuos? Desaparecen del mapa? NO nos engaña.