Algunas claves sobre lo que sucede en Fukushima


Es el momento de ayudar a Japón y de enfriar los reactores de la central y cuando todo esto pase, habrá que extraer conclusiones y aprender para mejorar la seguridad de las centrales operativas del mundo y para decidir mejor posibles enclaves futuros, para aquellas sociedades que aprueben nuevas construcciones.

Sin embargo, si queremos aprender de lo sucedido, es preciso que comencemos a clarificar los hechos, separemos los datos contrastables de las especulaciones y se ponga a disposición de todo el mundo la información, a medida que vaya fluyendo.

La central nuclear de Fukushima posee 6 reactores, cada uno de los cuales está rodeado de un contenedor primario o vasija, de acero de unos 20 cm, que constituye la principal defensa contra una posible fuga de material contaminado. Existe, además, otra línea defensiva, el edificio de contención de acero y hormigón, que si se rompiese también, daría lugar a escapes nocivos.

Hay que recordar que hasta la fecha, en más de 50 años de centrales nucleares, nunca han fallado las dos barreras.

¿Están apagados los reactores?

Sí. En el momento del suceso, los que estaban en funcionamiento iniciaron un proceso de apagado –cese de fisiones- que concluyó con éxito.

Entonces ¿por qué es tan grave el problema de la falta de refrigeración?

Tanto en el interior del reactor, como en las piscinas que albergan el combustible usado, hay materiales altamente radiactivos, que emiten continuamente, de manera natural, radiación y calor. Es decir, aunque la central se haya desconectado y hayan cesado las fisiones de uranio, el material sigue desprendiendo calor durante años. Primero en cantidades tan altas como para fundir determinados metales y a medida que pasan los días, cada vez menor.

Si se refrigera con normalidad el núcleo, por ejemplo con agua, no debería haber mayor problema y de hecho es parecido a lo que sucede cuando hay una parada en una central nuclear, para recargar combustible o para hacer frente a una avería.

¿Por qué está fallando la refrigeración?

Porque después del terremoto la central se quedó sin electricidad externa y comenzaron a funcionar con normalidad los equipos auxiliares, pero tras el tsunami, estos fallaron y sin energía es imposible que funcionen los circuitos de refrigeración.

¿Por qué está habiendo explosiones?

Entre otras cosas, porque cuando sube la temperatura por encima de ciertos valores, las vainas de circonio que envuelven el uranio, se oxidan desprendiendo hidrógeno, que es explosivo.

Por tanto, las explosiones son químicas, no nucleares, pero pueden tener tanta potencia como para dañar la estructura de la central.

¿Cómo se evitan esas explosiones?

Si ha fallado la refrigeración y el hidrógeno se está produciendo en grandes cantidades, liberando de forma selectiva (venteo) los gases al exterior. El problema es que arrastrarán partículas radiactivas. Se debe hacer cuando las cantidades no sean perjudiciales para la vida de las personas.

¿Cuál es la situación actual?

Reactor 3

Se han utilizado helicópteros y camiones para lanzar agua y enfriarlo. Este es el único reactor que contiene plutonio, un elemento transuránido peligrosísimo de muy alta actividad.

Supongo que si contiene este elemento es porque el combustible llevaba mucho tiempo de servicio y ya ha acumulado altas concentraciones de plutonio como producto de las fisiones del uranio o porque se trata directamente de combustible usado.

Una nube de vapor de agua puede verse sobre el edificio. Se supone que procede del agua de la piscina donde se almacenan las barras de combustible usadas, en cuyo caso significa que este agua se está evaporando.

Si este material queda expuesto, puede ocasionar una fuga grave de radioactividad a la atmósfera. En contacto con el aire, el circonio que contienen las barras de combustible puede arder y liberar radiación.

Reactor 4

El reactor estaba parado por mantenimiento en el momento del terremoto. Como en el número 3, aquí el problema es la posible exposición del combustible usado. Los operarios han de añadir agua a la piscina constantemente para mantener sumergidas las barras de combustible.

El martes, el combustible usado se incendió y causó una explosión, causando dos agujeros de 8 metros cuadrados en el muro exterior y dañó el techo.

Reactor 2

Una explosión dañó el techo del edificio.

Se cree que un tercio de las barras de combustible están dañadas y pueden quedar sin refrigeración. Si ese fuera el caso, las barras podrían calentarse y fundirse, aumentando el riesgo de una nube radioactiva y, en el peor escenario, una fusión total del núcleo.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) cree que la vasija puede estar dañada. Sin embargo, la inyección de agua está funcionando en este caso.

Reactor 1

La Agencia Nuclear de Japón ha afirmado que el reactor estaba relativamente estable. El contenedor primario parece intacto, aunque si las barras no son refrigeradas pueden calentarse y empezar a fundirse. Para evitarlo se está inyectando agua de mar lentamente.

El sábado se produjo una explosión, y el 70% de las barras pueden estar dañadas, según la agencia Kyodo.

Reactores 5 y 6

Reciben energía de un generador diesel. En ambos casos se está inyectando agua porque la temperatura en las piscinas de combustible usado estaba aumentando ligeramente. Estos son los reactores que menos riesgo suponen por el momento.

En definitiva, estamos ante una catástrofe “casi perfecta” en materia nuclear, sin embargo sigo confiando en que al final, el daño para las personas será mínimo y por supuesto, espero que se saquen conclusiones cuando el análisis de toda la información del accidente, nos haya aportado conocimiento adicional al que poseíamos.

Saludos.
La energía más limpia es la que no se consume.

3 comentarios:

Bara 薔薇 dijo...

Hola Helios,

Yo también soy positiva y me quedo con ese último párrafo en el que deseas que el daño para las personas sea mínimo.

Me gustaría hacerte una pregunta, la subida de la alarma nuclear al 5, después de una semana intentando enfriar los reactores, ¿no significa que vamos para atrás, en lugar de mejorar la situación?

Bueno, es una pregunta de una ignorante en la materia, como puedes ver,
Saludos y gracias por toda la información que proporcionas,
Bara

Alfonso Vázquez dijo...

¿cuánto se está invirtiendo en i+d para buscar los medios para fisionar?

Helios dijo...

Bara, no es ignorancia, es simplemente que se dan dos ingredientes que dificultan el alcance del problema. Por un lado la lógica incertidumbre de un proceso cuya evolución depende de numerosos factores, muchos de los cuales son incontrolables y por otra la falta de información que también acompaña a cualquier accidente grave ¿?

Para mí, que me limito a analizar los datos que me llegan, estamos ante un retroceso. Sin embargo desde EEUU y Francia se mostraba desde el principio desacuerdo con la catalogación de cuatro. Si nos quedamos en cinco –como el accidente de TMI con el que se inició el “pánico mundial” hacia lo nuclear- nos podríamos dar por satisfechos … de hecho sigo confiando en que no empeorará.

Alfonso los procesos de fisión del uranio y el plutonio, están controlados y se dispone de conocimiento suficiente. Otra cosa son nuevas vías para la fusión, como la del torio o, mejor aún, la que sólo involucra neutrones rápidos y no produce –casi- residuos de alta actividad. De ésta última se construyó un reactor operativo en Francia –el Superphoenix- y fue cerrado por las presiones de los ecologistas, llegó incluso a sufrir el ataque de un misil, al parecer lanzado por algunos de ellos muy radicales.

Aquella inversión, desde luego por encima de los tres mil millones de euros actuales.

Saludos