Las centrales fotovoltaicas españolas se tendrán que desconectar


Siendo la energía solar mi favorita, no he ocultado nunca que en los últimos 5-10 años, la política del gobierno en esta materia ha sido errática, aún reconociéndole una voluntad objetiva de apoyo a las energías renovables (que no es poco). Entre otras cosas, porque en el ámbito fotovoltaico "se corrió demasiado", diseñando primas irracionalmente altas que propiciaron la especulación masiva y no la investigación.

Si se hubiese ido paso a paso, la curva de aprendizaje de la tecnología se habría desarrollado –casi a la misma velocidad que lo ha hecho con las inmensas ayudas- y habría permitido ir aumentando la potencia instalada poco a poco, con condiciones, favoreciendo la creación de riqueza e impidiendo la especulación y, sobre todo, no sobrecargando excesivamente los costes de generación eléctrica, que aunque dependen del ilógico sistema de fijación de precios, se ven afectados también por las subvenciones al carbón y a las renovables, entre otras.

Sin embargo hoy me ocuparé de un elemento nuevo, que ha aparecido en el último real decreto que regula la materia (el reciente Real Decreto Ley 14/2010) que además de poseer carácter retroactivo, con lo que ello significa (después lo comentaré) limita la producción anual de las instalaciones.

Ninguna instalación española podrá producir más electricidad que la correspondiente a 1.707 horas de sol equivalentes, lo cual significa que si superan esa cifra, pongamos por caso, a finales de noviembre, ya se podrían desconectar y el sistema eléctrico se queda sin una electricidad que ya está "pagada", pues los costes asociados a su producción están hechos ya.

¿Puede haber una medida más irracional que la de tirar a la basura electricidad limpia?

Y además, esto va justo en contra de un principio que debe prevalecer y es el de favorecer la investigación y las instalaciones más eficientes, pues al final da igual, si produces más que una obsoleta vas a salir perdiendo.

Francamente es difícil no pensar que los responsables gubernamentales en esta materia están mal de la cabeza ... o a sueldo de las petroleras para hundir y boicotear el desarrollo de energías limpias.

Retroactividad

Atenta contra la seguridad jurídica y es característica de regímenes bananeros. Una empresa que haya invertido en la promoción de una central fotovoltaica y se haya endeudado para ello tras hacer un análisis pormenorizado de viabilidad económica basado en expectativas de producción eléctrica y en el precio de venta de esa electricidad que estaba asegurada, por ley, para, al menos, los siguientes 25 años (yo mismo he realizado varios de tales estudios para terceros), ve como su análisis se viene abajo y la inversión puede irse al traste no por un fallo suyo, sino por el carácter retroactivo de esta norma.

En definitiva, nos encontramos ante una mala solución de un problema creado por malos diseños del desarrollo solar que propiciaron la especulación, ya que de ninguna forma se debería atentar contra la credibilidad del país –multitud de empresas extranjeras invirtieron en energía solar en España y se ven afectadas- ni contra los derechos de miles de españoles.

Es preciso que la voluntad que poseía este ejecutivo de fomentar las energías renovables, se vea acompañada de responsables en el seno del gobierno que, bajo ese principio irrenunciable, posean claridad de ideas y conocimientos suficientes como para que, de una vez por todas, se diseñe una política energética inteligente que cumpla con los retos que hoy tiene planteados el país:
Económico, de dependencia externa y medioambiental.

Saludos.
La energía más limpia es la que no se consume.

6 comentarios:

Ana dijo...

No parece que sea una medida acorde con los tiempos y desde luego no entiendo como se puede poner el mismo límite a instalaciones en zonas de muy diferente latitud y condiciones, como GAlicia y Almería, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Muy clarificadora tu última entrada en el blog de Guillermo. Que sigas aportando.

B.D.

Moral y Política dijo...

La cuestión es que gran parte de un capital especulador ha acudido a estas inversiones y eso ha generado no pocos fraudes. Supongo que al final, esto volverá a su cauce porque desde luego no hay otra salida para disminuir nuestra dependencia energética.

saludos

Helios dijo...

Que ni siquiera se discrimine en función de la zona, es algo que nadie puede entender Ana.

Miguel, se ha corrido mucho y una consecuencia es que parte del capital que se ha invertido en estas instalaciones ha sido especulativo, porque los intereses anormalmente altos han servido de reclamo ... o más bien de señuelo visto lo visto, porque al final se les ha engañado.

Saludos

innopolis dijo...

Helios, yo también quiero visitar la fábrica del "otro progresista".
Se lo pediré. ¿tú aceptas la invitación que te ha hecho?

saludos

Helios dijo...

Seguro que te invita y pasáis un buen rato Innópolis.

Cuídate.