El grupo Acciona ejemplo de dinamismo internacional


Su posición de liderazgo mundial en el ámbito de la generación eléctrica termosolar le ha llevado a proyectar y construir la mayor planta del mundo de estas características en el desierto de Nevada (EEUU) que cuenta con una potencia de 64 MWp y supuso una inversión de más de 250.000.000 $. Esta central se basa en la tecnología de espejos cilíndricos parabólicos, que en este caso son de diseño propio. Tecnología que como sabemos es la que en estos momentos representa las mejores opciones de rentabilidad en el ámbito de la termosolar y desde luego en el de la energía solar en su conjunto.

La compañía cuenta con una central termosolar ya conectada a la red en Alvarado (Badajoz) con 50 MWp y otras tres de potencia similar en construcción en Majadas de Tiétar (Cáceres) y Palma del Río I y II (Córdoba) que han supuesto en su conjunto una inversión en el entorno de los 1000.000.000 €.

Estas instalaciones suman unos 264 MWp que explota la empresa y que como he señalado la sitúa en una posición de liderazgo mundial en tales tecnologías. Pero quiero señalar su expansión internacional en mercados tan complicados como el norteamericano ya que además de la planta de Nevada, se encuentra inmersa en otros proyectos en el suroeste del país y ha entregado plantas en el formato “llave en mano” para otros clientes, como la de Saguaro en Arizona para la compañía eléctrica APS. Esta central está totalmente automatizada y acerca la producción a los centros de consumo, por lo que incorpora tecnología punta de varios campos de la ingeniería.

Este dinamismo contrasta con la opinión del presidente del área de renovables de Iberdrola, quien pide al gobierno que frene o retrase el desarrollo de la energía solar en España, por considerarla una especie de “lastre” para la economía. Tal es la curiosa concepción que tienen del cambio de modelo energético algunos destacados “tiburones” de las empresas eólicas, preocupados únicamente por el filón que parecen haber encontrado en lo que para ellos nos es más que otra buena forma de seguir enriqueciéndose, ni más ni menos. Y que conste que yo soy un defensor de la tecnología eólica, faltaría más.

Pero es que el que caso de Acciona es interesante porque no sólo ha crecido al calor de las primas nacionales al sector –con sus altibajos y con cierta falta de seguridad para los inversores, dicho sea de paso- sino que ha traspasado fronteras y está haciendo negocios en el exterior, auténtica piedra filosofal del binomio renovables-sostenibilidad económica.

Las empresas españolas han de ser apoyadas para que generen conocimiento y puedan copar mercados internacionales, esa es la principal garantía de que el sector en su conjunto genera riqueza neta.

En el ámbito de la energía solar, tanto la fotovoltaica como la termosolar, los apoyos han de ir encaminados al abaratamiento de costes, de manera que la paridad de red, esto es, que sea rentable la generación sin primas, sea una realidad a diez o quince años vista como muy tarde –hay quien piensa que incluso podría alcanzarse en cinco años si las cosas se hacen como es debido-

Por tanto nos encontramos ante la dimensión económica de la energía solar, ante unas inmensas posibilidades para la economía del país, lo cual sería lograr la cuadratura del círculo, ya que avanzaríamos hacia un modelo energético medioambientalmente más respetuoso y sostenible sin que nuestra economía sufriese en exceso, e incluso se viese fortalecida.

Como siempre, es necesaria mucha información y formación y unos gobernantes a la altura del tremendo reto que tenemos delante.

Saludos.

La energía más limpia es la que no se consume.

7 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Es una pena que España esté plagada de "tiburones" y empresarios de cartón piedra, en vez de estimulados emprendedores.

Cada día confío más en que la respuesta sólo podrá venir de la sociedad civil autoorganizada y de emprendedores y políticos de otro calado diferente. Esperemos que esta realidad surja cuanto antes. De no ser así nuestro futuro será muy poco prometedor.

Recibe un abrazote amigo.

ElSrM dijo...

Buenas noticias de Acciona. ¿No quiso la A.C.S. de D. F. Pérez hacerse con una parte de tal compañía o se lo inventa mi memoria?

En lugar de presumir ante el mundo de ingeniería fotovoltaica y termosolar, vamos por ahí, nuestros súper "líderes", haciendo bandera del acuchillamiento de reses como bien de interés cultural. "¡Este país...!", que decía D. M. J. De Larra.

Es vital que el Estado apoye esta tecnología. Pueden gravarse las no renovables para subvencionar la solar. El día que se acabe el Sol —y con él todo lo que genera indirectamente, como eólica e hidráulica marina—, si aún estamos por aquí ya no nos importará nada, posiblemente. Pero la probabilidad de que el Sol dure mucho más que el carbón, el petróleo o el plutonio es muy alta.

Permite la solar, además de hacer centrales energéticas, convertir cada edificio en una pequeño nodo de una red descentralizada. Eso no se puede hacer con otras fuentes. Y, si hubiese un cataclismo, p.ej. un terremoto como el de hace meses en Japón, el peligro que emana de una instalación de éstas es mucho más pequeño que el que emana de un reactor nuclear p.ej.

Veo su lema "la energía más limpia es la que no se consume" y me viene a la cabeza algo que he leído hace poco y me ha impresionado. Se lo dejo a ver qué le parece.

Como dice nuestro Amigo de la Dialéctica, el perfil "empresarial" típico español no es el del emprendedor, buen líder y gestor, sinó más bien el del broker. Se nota mucha diferencia aún a nivel de cultura de organización con las multinacionales extranjeras, bien sean alemanas, yankees, suecas o niponas.

Cordialmente,

Anónimo dijo...

Si no me falla la memoria Acciona tiene detrás dinero de la construcción, del ladrillo, de la especulación, no sé si será un ejemplo de ética y buen comportamiento

Helios dijo...

Amigo Dialéctico qué pena que quienes ocupan las responsabilidades se comporten como si no estuviesen a la altura de los nuevos retos. No sé si la sociedad podrá organizarse para liderar, pero si al menos lo hiciese para exigir un liderazgo solvente otro gallo nos cantaría.

SrM me alegra verle por aquí, su formación económica podrá aportarnos un valioso punto de vista en estos asuntos en los que hemos de hacer las cosas bien para que el cambio de modelo energético no vaya en detrimento del mantenimiento de una economía competitiva. En respuesta a su pregunta y a del anónimo, en efecto estas empresas han surgido en buena medida como una salida inteligente al hipertrofiado sector de la construcción o más concretamente a la construcción de viviendas, eso es así y no tiene por qué ser malo, más bien al contrario, es el camino que debieran seguir cientos de miles de trabajadores en España tras formarse adecuadamente, sobre todo los más jóvenes.

Lo que les hemos de exigir es que sus beneficios no lo sean exclusivamente debidos a las subvenciones que pagamos todos, que han de ir destinadas al desarrollo de las tecnologías y a la generación de las condiciones que nos hagan tender a la paridad de red.

Saludos

ElSrM dijo...

Algo me sonaba. El empresario D. F. Pérez ha demostrado siempre ser muy astuto.

Posiblemente esté preveyendo, como algunos apuntan, que las redes eléctricas futuras tendrán mucho de nodos descentralizados y, al tener intereses económicos en la promoción inmobiliaria, habrá buscado un negocio complementario, como p.ej. las patentes de células solares para hogares.

Ya quería convertir al estadio de fútbol Santiago Bernabeú en una pequeña central solar, colocando paneles. No sé si llegó a hacerlo.

Saludos,

feluky dijo...

Amigo HELIOS leer esto en lugar de animarme porque una empresa Española este compitiendo en uno de los mercados mas difíciles y mas competitivo del mundo, y ademas con éxito.

Me entristece tener un señor de Ministro de industria, que no esta dando una a derechas, o quizas las esta dando todas a la derecha.

Que pone primas, que quita primas, que las sube que las baja.

Ahora se le ha metido en la cabeza que tienen que ser rentables las empresas publicas “ahora” como si no tuviéramos otras preferencias, como el mantenimiento del empleo.

Claro esta rentabilidad economica al viejo estilo, echado gente a la calle.

Abrazos.

innopolis dijo...

¿Vivimos una segunda colonización, esta vez mediante la energía, seguridad antiterrorismo, etc?
Yo creo que sí, y no tiene por qué ser malo.